La Oficina Nacional de Educación Católica te invita a unirte a esta plegaria a Jesús resucitado pidiéndole que nos acompañe en nuestros hogares, los cuales se han convertido en escuela e iglesia doméstica.